La rinoplastia estética es la cirugía de la nariz en la cual se remodelan sus subestructuras para lograr un aspecto armónico y estético. Los objetivos de la rinoplastia no son sólo estéticos pues también se busca prevenir o corregir la obstrucción nasal asegurando una funcionalidad adecuada luego de la cirugía.

Cirugía de la nariz

A través de la historia el ser humano siempre ha buscado mejorar la apariencia de las cosas y de sí mismos; siempre han existido cánones de belleza que buscan encontrar la belleza perfecta sin lograrlo. Sin embargo, esa búsqueda continúa y lo que se ha encontrado es que este proceso ha logrado aumentar el autoestima de las personas al mejorar su apariencia física y por ende la seguridad en sí mismos.

Seguridad en la rinoplastia

La rinoplastia es un procedimiento seguro, no tiene grandes complicaciones y la recuperación es fantástica. Esta cirugía nasal dura en promedio dos horas y la recuperación inicial es de una semana. Los resultados de la rinoplastia son definitivos.

La rinoplastia con fines estéticos debe practicarse cuando la nariz alcance su tamaño total, esto sucede normalmente entre los 15 0 16 años de edad; excepto en los casos en que la respiración está severamente dañada.

Procedimientos relacionados con la Rinoplastia

Antes de decidir una rinoplastia, pregúntele a su cirujano si se requiere alguna cirugía adicional para mejorar la apariencia total de su cara. Muchos pacientes requieren aumentar su mentón (cirugía del mentón) junto con la rinoplastia para obtener un balance más adecuado en su perfil facial.

Valoración del paciente

Su cirujano deberá examinar la estructura de su nariz tanto en lo interno como lo externo para evaluar con precisión las expectativas particulares de su caso. También deberá discutir los factores que intervienen en el resultado de la cirugía, tales como el tipo de piel, los rasgos étnicos, la edad, el grado de deformidad y el nivel de funcionamiento de las estructuras nasales.

Usted deberá solicitar una explicación minuciosa de las expectativas reales y los riesgos. Después de esto podrá tomar una decisión en conjunto con su cirujano para proceder a practicar una rinoplastia. El cirujano tomará fotos y discutirá las opciones disponibles para su caso en particular. Su cirujano le explicará cómo sus estructuras nasales, incluyendo huesos y cartílagos pueden ser esculpidos para dar una nueva forma a su nariz, de igual manera, cómo se puede lograr una remodelación de su mentón, por ejemplo, para obtener mejores resultados.

Proceso al momento de la cirugía

La realización de la rinoplastia implica varios pasos; primero se hacen incisiones dentro de la nariz para permitir que la piel sea despegada de las estructuras óseas y cartilaginosas. La mayoría de las incisiones se hacen dentro de la nariz, en donde serán invisibles. En algunos casos pueden requerirse incisiones externas alrededor de las narinas. Enseguida se resecan algunas partes de cartílago y hueso, o se reacomodan para dar una nueva forma a las estructuras.

Por ejemplo cuando la punta de la nariz es muy larga el cirujano puede esculpir el cartílago de esa área para reducir su tamaño. El ángulo que forma la nariz y el labio superior puede ser modificado para obtener una apariencia más juvenil o para corregir una deformidad.

Posteriormente, la piel es recolocada sobre la nueva estructura ya remodelada y las incisiones se cierran.

Se coloca una férula en la parte externa de la nariz, la cual protegerá la nueva forma nasal mientras ésta cicatriza.

SERVICIOS